Torres Oviedo abril 27, 2018
expansión monetaria

[ A+ ] /[ A- ]

A lo largo de la historia económica, la escuela austríaca ha tenido sus enfrentamientos con diferentes representantes de otras escuelas de pensamiento económico (marxismo [1], monetarismo, keynesianismo [2], entre otros). Una de las grandes características por la cual se puede reconocer a esta escuela, es la forma en cómo se aborda la inflación.

La confusión a la cual ha estado sujeta esta palabra en el ámbito político y económico, ha ocasionado que el debate se vea viciado por falsas apreciaciones tal como lo señalaron en su tiempo Mises [3] y Hayek [4].

Para la escuela austríaca, inflación no es sinónimo de “precios altos” reflejados en el mercado, sino que la “inflación” es la creación de nueva masa monetaria que es insertada al mercado (es esta nueva masa monetaria la que provoca un aumento de los precios [5]). Lastimosamente, la concepción austríaca no es la predominante entre las personas no instruidas, las cuales usan el término “inflación” como el gobierno quiere que sea entendido: como un aumento de precios. Además, las corrientes dominantes en las universidades colombianas le otorgan su propia definición y elementos particulares. Prácticas como estas,  influyen de manera significativa en las decisiones adoptadas por los reguladores económicos y hacedores de políticas públicas. Cabe recordar que la concepción austríaca de la inflación fue uno de los pilares usados por Hayek en su paper Choice in Currency: a way to stop inflation, donde explica por qué el manejo de la moneda no es una tarea de la que se debería encargar el gobierno (este documento se ampliaría más tarde en su libro La Desnacionalización del Dinero, publicado en 1976).

En síntesis, no estoy diciendo que la expansión monetaria cause inflación. Lo que estoy diciendo es que la inflación es expansión monetaria [6].

La determinación del poder adquisitivo del dinero

[Este fragmento fue extraído de La Acción Humana de Ludwig von Mises, capítulo XVII]

El poder adquisitivo del dinero, al igual que los precios de todos lo demás bienes y servicios económicos depende de la oferta y la demanda.

Tan pronto como un bien económico es demandado no sólo por quienes quieren usarlo para consumo o producción, sino asimismo por personas que quieren guardarlo como medio de intercambio y entregarlo cuando sea necesario en un acto posterior de intercambio, su demanda aumenta. Ha aparecido un nuevo uso para este bien y se crea una demanda adicional del mismo.

Al igual que cualquier otro bien económico, esa demanda adicional conlleva un aumento en su valor de intercambio, es decir, en la cantidad de otros bienes que se ofrecen para su adquisición. La cantidad de otros bienes que pueden obtenerse al entregar un medio de intercambio, su “precio” expresado en términos de distintos bienes y servicios, esta en parte determinada por la demanda de quienes quiere adquirirlo como tal medio de intercambio. Si la gente deja de usar el bien en cuestión como medio de intercambio, esa demanda específica adicional desaparece y consecuentemente el “precio” cae.

Por tanto la demanda de un medio de intercambio se compone de dos demandas parciales: la demanda mostrada por la intención de usarlo para consumo o producción y la mostrada por la intención de usarlo como medio de intercambio. En lo que se refiere a la moneda metálica moderna, hablo de la demanda industrial y la demanda monetaria. El valor de intercambio (poder de compra) de un medio de intercambio es el resultante del efecto acumulado de ambas demandas parciales.

¿Por qué no es correcto llamar inflación al aumento de precios de un bien originado por la oferta y la demanda?

Inflación es expansión monetaria, el aumento de precios de un bien originado por oferta y demanda no lo es. Cuando observamos que los precios aumentan debido a la expansión, estamos observando una disminución del poder adquisitivo debido a ese mismo incremento en la oferta [7]. El dinero es un bien económico: de lo contrario, carecería de todo valor y sería un bien libre. Cuando observamos que para adquirir un bien, necesitamos una cantidad mayor de dinero a la que normalmente usamos (suponiendo que no hay aumento en la masa monetaria), lo que observamos es que ese bien adquiere mayor valor debido a que más individuos han encontrado un nuevo uso marginal para dicho bien. El aumento de la masa monetaria y el aumento de precios por oferta y demanda, son dos fenómenos completamente distintos que pueden ocurrir al mismo tiempo.

¿Los impuestos constituyen inflación?

No. Si bien los impuestos son una medida confiscatoria por parte del Estado con el fin de financiar su funcionamiento, estos no constituyen inflación ya que los impuestos no expanden la masa monetaria [8]. Se ve en medios de comunicación colombianos que cuando se habla de reforma tributaria e incremento de impuestos, el mainstream económico se aprovecha para alarmar que estos incrementos afectarán la inflación en una u otra forma. La medición de la inflación en Colombia (que se realiza por medio del IPC) toma los precios con IVA incluido, por esta razón se dice que el aumento de impuestos afecta la inflación en el sentido de cómo se mide en Colombia (el cual no difiere mucho en otros países). Sin embargo, desde la perspectiva austríaca, el IPC no mide la variación de la masa monetaria, por lo cual no se puede tomar el IPC como medición de la inflación en el sentido austríaco. Existen métodos para medir la expansión monetaria de acuerdo a la teoría austríaca, los cuales fueron desarrollados por Rothbard y Salerno. Dejo los links para quien quiera explorar. Ver 1, Ver 2.

¿Los impuestos causan pérdida del poder adquisitivo del dinero?

No, lo que causan es pérdida de la capacidad adquisitiva de los salarios, más no de la moneda. Los impuestos no aumentan la base monetaria, por lo cual no pueden considerarse como factor de la pérdida de poder adquisitivo de la moneda. A lo sumo y tomando en cuenta cómo se calcula el IPC (y su función como herramienta para el cálculo del incremento en el salario mínimo), los impuestos como el IVA pueden considerarse como un factor fundamental en la pérdida de capacidad adquisitiva de los salarios, que es diferente del poder adquisitivo de la moneda. ¿O es que actualmente ambas cosas son lo mismo? Es una pregunta nueva que trataré de resolver después.

¿Puede haber expansión monetaria (inflación) en el libre mercado?

Sí, para este caso es adecuado remitirnos a lo expresado por Mises en una de sus conferencias [9], donde explica que un aumento en la oferta de oro debido a nuevos descubrimientos del mismo, puede causar una caída del poder adquisitivo. Sin embargo, estos descubrimientos de oro son excepcionales y no causan mayor problema ya que las nuevas existencias son rápidamente integradas al sistema monetario sin causar incrementos extraordinarios de la masa monetaria. Si lo anterior constituyera un problema, ¿cómo lidiaríamos con él? Por medio de banca libre (ver Choice in Currency: a way to stop inflation  y La Desnacionalización del Dinero de Hayek). Ah, y criptomonedas. Este no es el lugar para extenderme en la respuesta a esta nueva pregunta.

¿Es posible ser partidario de una escuela de pensamiento diferente a la austríaca y denominarse “libertario”?

No tengo respuestas para esto, pero vale la pena pensarlo si estamos tratando de armar un proyecto con ideas coherentemente entrelazadas.

Referencias:

[1] Eugen Böhm Ritter von Bawerk, Karl Marx and the Close of His System, 1896.

[2] Nicholas Wapshott, Keynes vs Hayek, Deusto, 2011.

[3] L. von Mises, La Acción Humana, Yale University Press, 1949, pág. 463

[4] F. A. Hayek , The Confusion of Language in Political Thought, The Institute of Economic Affairs, 1968.

[5] Bettina Bien Greaves, Ludwig von Mises on Money and Inflation, Ludwig von Mises Institute, 2010, pág. 32.

[6] L. von Mises, La Acción Humana, Yale University Press, 1949, pág. 646.

[7] Murray N. Rothbard, What Has Government Done to Our Money? Mises Institute, Libertarian Publishers, 2010, pág. 58

[8] L. von Mises, Economic Policy: Thoughts for Today and Tomorrow (1979), transcription of Lecture 4 (1958).

[9] Bettina Bien Greaves, Ludwig von Mises on Money and Inflation, Ludwig von Mises Institute, 2010, pág. 27.

Lecturas adicionales:

Nota: escribí todo lo anterior al ver cierto desconocimiento sobre la inflación en círculos libertarios. Espero sirva para su objetivo y un poco más.

Torres Oviedo

Autor y Traductor para Mises Colombia. En el momento busca entender a cabalidad todas las proposiciones de la Escuela Austriaca de Economía. Es Administrador de empresas y estudiante de economía de la Universidad Libre Cali. Para contactarle, puedes dejar un comentario.

Deja un comentario

Ir a la barra de herramientas