Torres Oviedo mayo 4, 2018

[ A+ ] /[ A- ]

Colombia está viviendo un fenómeno gastronómico nunca antes visto. En las principales ciudades del país se ven filas de hasta una cuadra frente a hamburgueserías. Ya sea en Cali, Medellín, Bogotá, Bucaramanga o Barranquilla, la gente se aguanta filas interminables solo por comerse una hamburguesa.

Esto se debe a la más reciente versión del Burger Master, un evento donde las hamburgueserías ofrecen su mejor plato por 10.000 pesos. La idea es que los comensales puedan ganar unos kilos de más al darse un recorrido gastronómico y elegir a su restaurante favorito. El evento está superando con creces las expectativas del público y sus participantes.

La libertad para elegir cómo quieres ganarte la vida

Pocos han caído en la cuenta de que el hombre que está poniendo a comer hamburguesas es una antigua estrella de la música y la TV de los años 80 y 90, primer colombiano que llegó a MTV. Se trata de Tulio Zuloaga. Su cara estaba en todas las portadas de revistas de farándula. Debutó en el programa Pequeños Gigantes, que era la escuela actoral de la época y era más famoso por ser locutor de 88.9 fm La Superestación. Con aretes y pelo largo, Zuloaga fue la figura que Discos Fuentes armó para hacerle competencia a Carlos Vives. Su éxito fue tal que hasta el mismísimo Quentin Tarantino usó una de sus canciones para una película. Sin embargo, la fama fue pasajera. Su esposa quedó embarazada y quiso buscar algo más estable. En 1998 se fue a vivir a Medellín y estudió mecánica automotriz. Se casó, armó una familia y se retiró por completo del espectáculo.

Su regreso a la esfera pública fue en 2011 por cuenta de Cosmovisión, en Medellín. El canal estaba organizando un programa sobre gastronomía y lo querían como presentador. A partir de ese momento, descubrió su nueva pasión. Desde entonces se convirtió en blogger de comida y lleva 5 años dedicado a probar los mejores platos de Colombia.

Hoy es mejor conocido como @tuliorecomienda, el poeta de la gastronomía (como él mismo se denomina) y desde su cuenta de Instagram da recomendaciones de comida a sus más de 200.000 seguidores. Una mención en sus redes sociales puede hacer que colapse el servicio ante una avalancha inesperada de hambrientos comensales.

¿Y el malvado capitalismo?

Contrario a lo que el público no instruido piensa, es gracias al capitalismo que personas talentosas e ingeniosas como Tulio Zuloaga pueden sacar adelante proyectos como Burger Master, cuyo logro es poner al alcance de la gente del común, productos de muy buena calidad a muy bajo precio: eso es consentir al cliente.

Por lo anterior, aquí en Mises Colombia exaltamos la cooperación entre individuos libres que con sus ideas, pueden mejorar la calidad de vida y las opciones de elección que tienen los consumidores en la economía.

El genial capitalismo

Una de esas externalidades positivas (no todas son malas), es que negocios que quedaron al margen (que por alguna razón no pudieron inscribirse), están siendo beneficiados al aprovechar la ola del Burger Master: poniendo su mejor hamburguesa a un precio similar al del concurso (10.000). Además, se dan a conocer. ¡Esto es genial.

Los otros beneficios que reciben los negocios que están participando, es la oportunidad para mejorar gracias a los comentarios que dejan los comensales en la aplicación y redes sociales del evento.

Termino parafraseando a Adam Smith: no es por la benevolencia del chef, el influencer y el hamburguesero que podemos contar con nuestra cena, sino por su propio interés.

Torres Oviedo

Autor y Traductor para Mises Colombia. En el momento busca entender a cabalidad todas las proposiciones de la Escuela Austriaca de Economía. Es Administrador de empresas y estudiante de economía de la Universidad Libre Cali. Para contactarle, puedes dejar un comentario.

Deja un comentario

Ir a la barra de herramientas